PROTOCOLO NO DISCRIMINACIÓN

PROTOCOLO NO DISCRIMINACIÓN

Introducción

La discriminación por cualquier motivo, ya sea por razón de sexo, raza, religión, ideología, o de cualquier otra índole aquí no recogida, no será tolerada dentro de la organización de Freak Wars.

Si ya en Freak Wars 2017 centramos esfuerzos en potenciar la imagen de la mujer en un entorno inminente masculino, este año la organización quiere ir un paso más allá. Este protocolo es el resultado de ello.

 

Objetivo

Con este protocolo informativo pretendemos minimizar o erradicar las posibles situaciones de discriminación que se puedan dar antes, durante y después del evento Freak Wars y en su entorno.

Dentro de nuestro esfuerzo como evento sin ánimo de lucro y solidario, queremos además aportar nuestro granito de arena apoyando acciones en pro de la igualdad de género y la no discriminación racial, sexual o ideológica, entre otras que se puedan generar en el contexto de esta cita..

El protocolo no se limita al evento presencial sino también atañe a sus redes sociales, notas informativas y cualquier otra exposición donde Freak Wars y su organización se vea implicada.

 

Prevención

Previa al evento

Todas las vía de comunicación oficial de Freak Wars buscan potenciar la no discriminación de ningún tipo de aficionado de los wargames, pintura y modelismo de miniaturas y cosplay.

Durante todo el año, estos canales de comunicación (web, redes sociales, comunicados) estarán abiertos a buscar la máxima exposición de todo tipo de públicos, atendiendo a aquellos minoritarios en estas actividades de ocio.

 

En el evento

Durante el evento se realizarán actividades concretas (Cosplay is not consent, ponencias solidarias o de mujeres...) para potenciar la no discriminación ni exclusión de ningún tipo.

Tanto el evento como las actividades realizadas en el mismo quedan totalmente abiertas a cualquier persona, siempre y cuando respete las normas de convivencia y seguridad designadas por la organización.

Asimismo nadie será discriminado por razón de género, raza, religión o cualquier otra índole. Las únicas limitaciones se harán por temas de edad (concursos infantiles o adultos) o aforo, serán previamente comunicadas a todo los públicos.

 

Detección

Toda la organización de Freak Wars está al tanto de esta normativa y alerta ante cualquier discriminación.

Aún así, cualquier persona que considere que está ante una presunta situación de discriminación o acoso dentro del entorno del evento podrá notificar dicha situación por las siguientes vías:

  • Física: haciendo una comunicación a los organizadores de forma presencial en la que por lo menos haya varias personas de la organización.
  • Virtual: telefónica, email, Whatsapp, redes sociales o cualquier otra opción donde quede una constancia escrita. (información de contacto al final de este documento)

En cualquiera de las comunicaciones se garantizará la privacidad del denunciante y se tratará como un caso prioritario dentro de la organización. Nunca se pondrá en duda esa discriminación y se analizará el caso para resolverlo de la forma más justa, pacífica y empática posible.

 

Actuación

Ante cualquier acción discriminatoria antes, durante o posteriormente al evento,  se deberá avisar inmediatamente a cualquier organizador de Freak Wars.

Serán estos (nunca los voluntarios u otros asistentes), atendiendo a su criterio y formación, actuarán de la siguiente forma.

  • Comentario/acción de gravedad leve: se avisará al agresor de su falta con una breve explicación y se le pedirá una disculpa pública a la persona/s afectada/s. Si no se disculpa se le invitara a dejar la actividad. Si su actitud es reincidente se le podrá bloquear las comunicaciones o expulsar del recinto.
  • Comentario/acción de gravedad media/alta: se avisará al agresor de su falta con una breve explicación y se le pedirá una disculpa pública a la persona/s afectada/s. Después de la misma, la salida del recinto o bloqueo en las comunicaciones será inmediata.

Todas las intervenciones llevadas a cabo por la organización estarán encaminadas a resolver el conflicto de la forma más asertiva, empática y sin conflicto.

Para llevar a cabo las medidas más drásticas (ejecutar el derecho de admisión) o en casos más graves, será necesario la actuación de por lo menos dos organizadores para garantizar, en lo posible, que los hechos no vayan a más. En los casos más graves, se pedirá la intervención de los cuerpos de seguridad del Estado.

En cualquiera de los casos, la persona afectada recibirá una disculpa por parte de la organización del evento y en la medida de lo posible, la protección frente a posibles actuaciones discriminatorias.

 

Reparación

Ante cualquier intervención equivocada debido a algún comentario/acción discriminatoria mal interpretado, la organización se compromete a reparar los posibles daños ocasionados.

Este reparación solo se llevará a cabo si, tras una revisión de los hechos, se considera que hubo una mala actuación. En ese caso, se hará público el error y se comunicará por las vías oficial de comunicación del evento.